La pasta, importante para alimentar el cerebro de los niños

2462
La pasta para los niños

Les encanta la pasta al mediodía o la noche, siempre con un añadido de tomate, queso, pollo, beicon, jamón, chorizo, aceite de oliva, que hacen las delicias de los pequeños. La pasta tiene un 70% de hidratos de carbono complejos, unas pocas proteínas, apenas grasas, fibra y algunos minerales como hierro y zinc, y el cerebro gasta un 30% de la energía que utiliza el cuerpo pero es incapaz de almacenar estos carbohidratos como reserva energética y solo toma glucosa que llega lentamente a la sangre.

Por ello, son siempre recomendables para los niños, con el pan y arroz para mantener constante el nivel de glucosa en sangre y alimentar el cerebro y con ello el rendimiento intelectual ¿Por qué deben comerlos?

Ayudan a combatir bajones energéticos y retrasan la sensación de hambre, activan los músculos y las fibras nerviosas del cerebro; ricas en fibra, sobre todo las integrales, ayudan al intestino; protegen de la diabetes no insulinodependiente un problema de los niños obesos; permiten un buen rendimiento físico y como ejemplo, los deportistas consumen pasta antes y después de cualquier evento deportivo por el alto rendimiento energético que producen.

¿Engordan? decía Grande Covían que “engorda todo menos el agua y lo que se queda en el plato”. Si se toma la pasta con una salsa cuatro quesos se van a disparar las calorías, pero con una chorretada de aceite de oliva y espolvoreando por encima orégano, pimienta o albahaca, la cosa cambia.

No lo olvide, en la época escolar es fundamental que las madres tengan en cuenta los alimentos importantes para el cerebro y para el rendimiento de los niños y la pasta es muy importante para ello.

Valore este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.