Cómo preparar el aloe vera para beber

3030
aloe vera para beber

El aloe vera (o también conocida como sábila) es una de las plantas medicinales que más usos aportan a nuestro organismo. Nos sirve tanto para usarla de forma externa como interna y es capaz de regenerar nuestra piel, mejorar los procesos internos e, incluso, ayudarnos a adelgazar. En este artículo de Nutritelia vamos a centrarnos en el uso interno de esta planta medicinal que, para poder ingerirla, se suele preparar un zumo de aloe vera directamente con la planta.

Así pues, si tienes sábila en tu casa debes saber que, además de usarla de forma tópica, también puede resultarte de gran ayuda para un uso interno y, para ello, deberás convertirla en zumo de una forma fácil y rápida. ¿Quieres aprender a hacerlo? Entonces sigue leyendo porque, a continuación, te contamos cómo preparar el aloe vera para beber en pocos pasos.

Beber aloe vera, ¿cómo hacerlo?

Seguro que más de una vez has oído o leído que el aloe vera es perfecto para la piel puesto que ayuda a regenerarla y, por tanto, es ideal para lidiar contra afecciones como el acné o las arrugas prematuras. Pero, además de su uso externo, esta planta resulta idónea para poder mejorar nuestro funcionamiento interno y, para ello, tendremos que prepararlo en forma de zumo.

Haciéndolo de esta manera conseguiremos mejorar nuestro sistema digestivo ya que el aloe vera ayuda a regular el tránsito intestinal, reduce la acidez y consigue que alteraciones como el estreñimiento o la diarrea sean tratas de forma natural. Así pues, este zumo es perfecto para eliminar la acumulación de toxinas, mejorar la salud de nuestro estómago y, por tanto, conseguir que los nutrientes que tomamos con la alimentación sean asimilados mucho mejor por nuestro organismo.

Debes saber que, actualmente, puedes encontrar este zumo ya preparado en tu supermercado habitual pero, lo cierto, es que nosotros te recomendamos que lo aprendas a preparar tú mimo/a en casa para, así, asegurarte de que estás tomando un producto 100% natural y beneficioso para tu cuerpo.

Te interesa. Propiedades del aloe vera para la piel

propiedades-aloe-vera-piel-acne2

Receta del zumo de aloe vera

Para hacer este zumo de aloe vera, comenzaremos cortando las hojas más carnosas de la planta de sábila que tengamos en casa. Deberás procurar cortarlas desde la base pero, eso sí, sin perjudicar las demás hojas que se encuentran en el tronco de la planta. Una vez la tengas, deberás lavarla cuidadosamente y, después, eliminar la corteza o la cáscara que contenga así como la capa amarillenta que verás bajo la corteza (es la que le da un sabor demasiado amargo al jugo).

Lo que deberemos guardar será la parte gelatinosa y transparente que está en el interior de sus hojas. Con la ayuda de una cuchara, añadiremos esta sustancia en un recipiente que podamos usar para licuar o batir; añadiremos el zumo de 1 naranja o de 1 limón (según prefiramos) y lo licuaremos todo junto hasta que consigamos una mezcla homogénea. ¡Y listo!

Aquí te descubrimos los beneficios del aloe vera ingerido.

agua-berenjena-adelgazar2

Aspectos a tener en cuenta para beber aloe vera

Se recomienda que, para aprovechar los beneficios del aloe vera en zumo, como mucho tomes 100 ml diarios de este jugo. Con esta dosificación comenzarás anotar mejorías internas como, por ejemplo, mejorará la presión arterial, curará el tejido dañado (úlceras, etc), mejorara la salud de los huesos y las articulaciones y mejorará la circulación de la sangre haciendo, por tanto, que todo tu organismo se vea beneficiado.

Esta planta también resulta vital para reducir el colesterol malo en la sangre y hacer que estemos en óptimas condiciones de salud. Ante cualquier efecto adverso o malestar, te recomendamos que dejes de tomarte este zumo y consultes con tu médico.

Además:

  • Es importante que prepares este zumo justo después de haber cortado las hojas, es decir, no te alargues demasiado puesto que pueden oxidarse rápidamente.
  • En cuanto tengas el zumo de aloe vera preparado, mételo en la nevera en un bote con cierre hermético. Se conservará en buen estado durante, máximo, 1 semana; después, perderá sus propiedades.
  • Puedes añadir algún endulzante natural como, por ejemplo, la miel o la stevia para mejorar sus sabor sin añadir químicos ni productos con toxinas (por tanto: nada de azúcar ni edulcorantes).

Como ves, el aloe vera en zumo es ideal para mejorar tu estado de salud en términos generales y, así, poder disfrutar de unas digestiones más livianas y una metabolización de los alimentos mucho más interesantes. Recuerda que esta planta resulta idónea, también, para bajar de peso puesto que, en su formato líquido, nos ayuda a drenar y, por tanto, a reducir la retención de líquidos, algo que suele producir hinchazón o sobrepeso; además, consigue reducir la presencia de toxinas y apostar por un cuerpo limpio y depurado.

Eso sí: en Nutritelia queremos advertirte que, como cualquier otro remedio natural, el aloe vera en jugo puede producirte algunos efectos secundarios como diarrea, dolores de barriga, etcétera. Es importante no sobrepasarte de la dosificación diaria recomendada para no aportar un exceso de propiedades al cuerpo; en el equilibrio está el secreto así que ¡no abuses de este zumo!

Valore este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.