Inicio Aprende a comer bien ¡Cuídate!

Aprende a comer bien ¡Cuídate!

4,99

1. Aprende a comer bien
– Comer bien entre horas
– Alimentos para fortalecer los huesos
– Una dieta sana cada día
– Controlar la ansiedad por comer

2. Ejercicios para una vida saludable
– Cómo beneficia el deporte a nuestra salud
– Practicar deporte de forma saludable
– Cuánto ejercicio hacer a la semana

Si quieres llevar una vida saludable y apostar por hábitos beneficiosos para ti, uno de los primeros aspectos que debes cambiar es la alimentación para reducir la presencia de grasas y calorías innecesarias y apostar por menús saludables, nutritivos y repletos de antioxidantes, elementos que consiguen reducir la agresión de los radicales libres y, por tanto, evitar el envejecimiento prematuro de las células.
A continuación vamos a descubrirte todo lo que tienes que empezar a cambiar para poder comer bien y, así, vivir bien.

Descripción

  • Comer bien entre horas
  • Una dieta sana cada día
  • Controlar la ansiedad por comer
  • Ejercicios para una vida saludable

Comer bien entre horas

Si quieres empezar a comer bien, lo primero que tienes que hacer es distribuir tu alimentación durante toda la jornada para evitar llenar las principales comidas (almuerzo y cena) con una gran cantidad de calorías que puede llegar a sobresaturar el aparato digestivo y, por tanto, impedir la correcta metabolización de los alimentos.
Así pues, lo primero que tenemos que hacer para conseguir comer de forma saludable es dividir nuestro día en 5 comidas al día procurando que, entre toma y toma, transcurran de 2 a 4 horas; además, la hora de la cena siempre tendrá que ser, al menos, 2 horas antes de meternos en la cama para mejorar la asimilación de los alimentos e impedir que nuestro estómago esté demasiado cargado a la hora de dormir.

Una buena distribución alimentaria sería la siguiente:
• 8.30h: Desayuno
• 11h: Media mañana
• 14h: Almuerzo
• 17h Merienda
• 20.30h: Cena

¿Qué conseguimos con esta distribución de los alimentos? Lo primero de todo, cuidar de nuestro sistema digestivo al repartir la comida en diferentes momentos y evitando que solo trabaje 2 o 3 veces al día. Pero, además, al provocar que nuestro cuerpo esté trabajando durante más tiempo, de forma directa hacemos que nuestro metabolismo se acelere, algo perfecto para conseguir aprovechar al máximo las calorías de los alimentos y evitar que se queden almacenadas en nuestro cuerpo en forma de grasa….

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies