Reducir las calorías cada día

0
1088

Si quieres perder peso y no quieres hacer una dieta estricta, una de las mejores opciones que tienes es la de reducir las calorías que tomas cada día; es decir, sustituir algunas prácticas alimenticias que tengas mal adoptadas y cambiarlas por otras mucho más saludables y bajas en calorías.

Con estos sencillos cambios conseguirás que el aporte calórico sea mucho más bajo y, por tanto, que tu cuerpo queme más grasas de forma natural.

En el artículo de hoy de Nutritelia vamos a descubrirte algunos trucos para reducir calorías cada día y, así, poder perder esos kilos de más que tanto te estorban. ¡Es más fácil de lo que crees!

Cómo reducir las calorías diarias

No es nada bueno pasarnos la vida contando calorías, eso está claro. Pero controlarlas un poco y aprendiendo a reducirlas siempre es una buena forma de conseguir adelgazar sin apenas darnos cuenta.

Las personas que tienden a engordar suelen estar toda la vida de dieta o, sino, cada lunes empieza el propósito de “Este lunes empiezo”. Pero cuesta mucho, cuesta mucho estar siempre siguiendo unas pautas alimentarias sosas, aburridas y, lo peor, monótonas.

Por este motivo, una buena manera que tienes de poder perder peso sin hacer dieta es reduciendo algunas calorías que tomas de más durante tu día. Son sencillos cambios que aplicándolos a tu día a día te ayudarán a cuidar de tu alimentación y, al cabo de los días, te notarás más ligero, más liviano ¡y la báscula te lo agradecerá!

A continuación vamos a darte algunos consejos para que puedas reducir las calorías cada día sin que te des ni siquiera cuenta.

reducir-las-calorias-cada-dia

Comienza el día con un café más ligero

Sabemos lo deliciosos que están las grandes tazas del café al empezar el día pero, también, debes saber que si lo tomas con leche y le echas azúcar, te estás tomando una gran cantidad de calorías que puedes reducir de forma muy fácil:

  • Sustituye la leche por su versión desnatada (nada de semis)
  • Deja atrás el azúcar blanco y opta por edulcorantes naturales como la stevia 
  • Evita tomarlo con un croissant o carbohidratos simples y, si te apetece dulce, opta por una galleta integral

Snacks saludables

Una de las tentaciones más peligrosas para nuestro peso es el picoteo entre horas. Puede ser que a media mañana o media tarde te entre un poquito de hambre y, por pereza o por comodidad, termines atacando la cocina y comiéndote algunas galletas, chocolate o patatas chips.

Pero estos productos son calorías vacías, es decir, apenas te aportan nutrientes y, sin embargo, grandes cantidades de calorías y grasas saturadas. Para conseguir evitar caer en la tentación te recomendamos:

  • Come 5 veces al día: repartiendo tus comidas en diferentes pequeñas tomas diarias conseguirás reducir tu apetito y evitar los ataques de hambre entre horas.
  • Lleva siempre contigo una pieza de fruta: a media mañana puedes comerte una manzana, una naranja o cualquier fruta del tiempo que te apetezca, de esta manera, reducirás tu apetito sin que apenas tu cuerpo lo note.
  • No te dejes engañar por la publicidad: aunque en la TV veamos anuncios sobre barritas de cereales saludables y ligeras, ¡cuidado! Normalmente estos snacks son ricos en azúcares y grasas que nos aportarán muchas calorías.

beneficios-del-kiwi3

Cocina con menos aceite

Aunque te parezca una tontería, no lo es en absoluto. Si quieres reducir las calorías diarias lo más importante es controlar el uso del aceite y tomar únicamente entre 2 y 5 cucharadas al día, ¡nunca más! El aceite de oliva es una de las principales fuentes de grasas saludables que no deben faltar en nuestra dieta ¡pero sin excesos! Se trata de un producto que tiene muchas grasas y calorías por lo que si tomas más de la cuenta, tu cuerpo lo notará.

En lugar de optar por fritos o rebozados, aprende a cocinar al horno o a la plancha. Los platos están igual de buenos y, lo mejor, ¡serán perfectos para mantener la línea! Muchas de las salsas que compramos también son ricas en aceite (allioli, ketchup, mayonesa, etc.) así que evita tenerlas en casa y opta por aderezos más sanos como especias o hierbas aromáticas.

Cuidado con el alcohol

Cenar con una copita de vino o tomar una cerveza por la tarde con los amigos son prácticas que pueden controlarse y reducir las calorías cada día sin apenas darnos cuenta. Piensa que un vaso de 100 ml de cerveza suele contener alrededor de 45 calorías y uno de vino unas 60 o 70 calorías por lo que puedes fácilmente prescindir de ellas tomando una infusión o un batido natural de frutas, por ejemplo.

reducir-las-calorias-cada-dia

Controla el consumo de pan

Los carbohidratos no deben faltar en nuestra dieta pero sí que debemos controlar su ingesta porque son muy ricos en calorías que nuestro cuerpo suele convertir en energía siempre y cuando la necesitemos. Es decir, un plato de pasta por la noche lo único que hará será engordarnos porque nuestro cuerpo se prepara para descansar y en ese momento del día no necesita esa inyección energética (calórica) que acabas de darle. ¿Qué hará él? Almacenará las calorías en forma de grasa. Por tanto, el pan y los carbohidratos en general siempre integrales y hasta las 17h de la tarde.

¿Nos das otros consejos para reducir las calorías que tomamos a diario?