Té verde, poderoso antioxidante

1
223

El té verde procede de China donde se cultivaba hace 2.000 años, el país primer productor y consumidor del mundo sobre todo de los perfumados con flores y esencias, le siguió Japón que es gran productor y poco exportador, donde es casi una religión, y luego India, Sri Lanka (Ceilán), Nepal y Australia. Existen numerosas variedades, té blanco cuando está brotando, té verde porque las hojas se recogen verdes es el que mejor se conserva y menos apreciado por el paladar occidental, té oolong semifermentado, té negro muy fermentado, y té rojo fermentado en barricas de roble.

Muchos estudios en el mundo hacen referencia al té verde con numerosas propiedades

Las catequinas y otros flavonoides son poderosos antioxidantes anti cancerígenos, antibacterianos que luchan con eficacia contra los radicales libres; es hipolipemiante que reduce los niveles de colesterol LDL “malo” y eleva el HDL “bueno”; diferentes investigaciones, algunas controvertidas, parecen demostrar que el té verde previene los cánceres de piel, pulmón, próstata y colon incluso en algunos casos es capaz de reducir el tamaño del tumor y el riesgo de metástasis, aunque se piden más estudios.

Tres tazas diarias prevenían el desarrollo de la retinopatía diabética; tiene efecto diurético y depurador y ayuda a eliminar toxinas del organismo; es tónico general y cerebral estimulando de forma suave a las personas fatigadas; el aporte de teína de una taza de té verde es la mitad de la que contiene el té negro y una tercera parte que una bebida de cola; apto para diabéticos porque ayuda a metabolizar los carbohidratos y bajar los niveles de azúcar; parece que la toma de cualquier tipo de té, fortalece el sistema óseo y previene la osteoporosis; protege contra las caries dentales por su contenido en flor.

Los taninos le confieren un característico amargor y su efecto astringente lo hacen aconsejado para las diarreas; muchos cosméticos incorporan a su composición té verde para ayudar a luchar contra el envejecimiento, las arrugas y la caída de cabello. No tome el té muy caliente porque puede favorecer el cáncer de esófago…; los taninos del té disminuyen la absorción de hierro en el intestino cuestión que deben tener en cuenta las personas adultas con anemia ferropénica; las personas con tendencia a las piedras de oxalato cálcico deben de tomar el té verde con moderación.