Un desayuno equilibrado es importante en nuestra dieta

0
799

Un desayuno equilibrado y saludable se compone de los siguientes ingredientes, y es fácil de componer.

–  1 vaso de zumo de naranja con una chorretada de zumo o néctar de zanahoria.
– 2 rebanadas de pan integral o de cereales. Alternar.
– Aceite virgen de oliva extra
– Café con leche desnatada enriquecida en omega-3
– Muesli o cereales, ricos en fibra. Alternar
– Preparado de yogur del Dr. Llona

Un desayuno equilibrado y saludable

Añadir sobre las rebanadas de pan el aceite de oliva, tomar los componentes empezando por el zumo, y terminar por el “yogur del Dr. Llona” que se prepara de la siguiente forma:

– 1 yogur desnatado al gusto
– Germen de trigo en polvo
– Levadura de cerveza en polvo
– Lecitina de soja granulada o en polvo
– Aceite de oliva virgen extra

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

- Recibirás un correo para confirmar tu suscripción.

- Comprueba tu carpeta de correo no deseado (spam), si no lo recibes, para descargarla

Ponemos el yogur en una taza, añadimos una cucharadita de germen de trigo, otra de levadura de cerveza y una tercera de lecitina de soja. Se vierte sobre el preparado una cucharada de aceite virgen de oliva. Mezclar suavemente. Cuando se está organizado se tardan 3 minutos.

Germen de trigo

La mayor parte de las sustancias nutritivas del trigo se encuentran en la parte reproductora del grano, justo bajo la cáscara y en el germen, elementos que se eliminan al refinar el trigo. Esto supone una merma muy importante en la aportación diaria de vitaminas y minerales, y con ello, un déficit desde que se implantó la costumbre de consumir alimentos refinados.

El germen de trigo tiene gran interés como complemento alimentario con 32g. por 100 de hidratos de carbono, 28 g. de proteínas, 9 de grasas totales entre las que destacan las poliinsaturadas, unos 15 g. de fibra, y 320 calorías también por 100g., vitaminas del grupo B, y sobre todo, es una fuente muy importante de vitamina E, y minerales.

La vitamina E es estrella nutricional del siglo XX y colabora en la buena oxigenación de todos los tejidos del cuerpo humano, se opone a la formación de peligrosos trombos (coágulos) en la sangre, favorece la formación de colesterol bueno (HDL), ayuda a prevenir el infarto de miocardio, y por ello se puede afirmar que actualmente su papel está potenciado para evitar el envejecimiento de las células. Están en investigación carcinogénesis, y alteraciones neurológicas como el Alzheimer y el Parkinson. Por su abundancia en magnesio resulta también un eficaz antiestrés, protector de los huesos y del sistema cardiovascular. Y por su contenido en ácidos grasos poliinsaturados aporta grasas beneficiosas para el sistema nervioso.

Levadura de cerveza

Hipócrates ya la aconsejaba a sus pacientes y también se consumía en el antiguo Egipto.

El proceso de autólisis de células de Saccharomyces cerevisiae , que fermentan la cerveza, dan lugar a un producto predigerido y de fácil asimilación. La levadura alimentaria se prepara del crecimiento de las células, ventilándolas luego para que se detenga la fermentación. Cuando de seca se vuelve estable.

La levadura de cerveza contiene un 50% de proteínas y todos los aminoácidos esenciales destacando las altas concentraciones de triptófano, lisina e histidina, y entre los no esenciales: cistina, serina y los ácidos glutámico y aspártico. Contiene además vitaminas del grupo B, con una cantidad extraordinaria de tiamina o B1 ácido fólico, así como minerales destacando entre ellos el fósforo, cinc, hierro, potaisio, magnesio, y es pobre en sodio. Destaca también su contenido en selenio, cromo, y gluten. Los fabricantes de cerveza de la “vieja escuela” saben que hay algo mejor que la propia cerveza: la levadura de cerveza

Lecitina de soja

Es un complejo de fosfolípidos naturales aislados de la semilla de soja, que actúa como emulgente natural de las grasas que intervienen en la digestión y en su transporte a través del torrente circulatorio. La clínica experimental ha demostrado que, por las caracterísitcas señaladas, presenta una acción selectiva sobre las lipoproteínas plasmáticas responsables del transporte del colesterol en la sangre. Ejerce una acción reductora de los niveles altos de las lipoproteínas LDL o “mal colesterol”, uno de los factores de riesgo del depósito de grasas y otros elementos en el endotelio vascular, y al mismo tiempo, puede elevar el nivel de las lipoprotínas HDL o “buen colesterol”, que favorecen la eliminación del exceso de colesterol celular.

Aparte su función básica estructural y de su acción reguladora de la tasa de colesterol en sangre, presenta una importante acción sobre la memoria debido a su contenido en fosfatidilcolina.

Aceite de oliva virgen extra

El olivo es el alimento básico y por excelencia de la cocina mediterránea, y se cultiva hace milenios en los países de la cuenca que baña el Mare Nostrum.

El aceite de oliva virgen extra es la única grasa apta para el consumo que puede tener la denominación de producto natural. Es el zumo de la aceituna y por ello conserva el sabor, aroma, vitaminas y compuestos fenólicos propios del fruto del que procede. Es el único aceite vegetal que se puede obtener y consumir sin refinar, y por este motivo es la grasa más adecuada para nuestro organismo desde el punto de vista de la nutrición y de la salud.

Yogur desnatado

El yogur consiste en leche fermentada por la bacteria Lactobacillus bulgaricus en compañía del Streptococcus thermophilus , y la lactosa se transforma lentamente en ácido láctico.

Es un producto lácteo, originario de los Balcanes, al que se atribuyó el milagroso poder de la longevidad. El milagro de la fermentación y acidificación de la leche se produce como hace siglos: se introduce el cultivo de bacterias en la leche, en las cantidades oportunamente estudiadas, luego se lleva la leche a una temperatura que no supere los 43 grados y se conserva así unas horas. Está a punto cuando espesa, y entonces el proceso de fermentación se detiene enfriando el yogur.

Bueno, vivo y natural, el yogur extraordinariamente precioso, es la vedette de la dietética moderna. Es un alimento a base de leche fermentada, en el que la caseína se halla predigerida y la lactosa ( el azúcar de la leche) se ha descompuesto en otros más simples y directamente asimilables por las células.

Es un alimento probiótico porque se le atribuye una acción benefactora sobre la salud, especialmente en el área intestinal. Activa el sistema inmunológico. Posee un efecto antimutágeno y anticancerígeno. Disminuye el nivel de serocolesterol. Mejora el desgaste de los huesos por su aportación de calcio. Los trastornos digestivos que padecen los ancianos se deben generalmente a que los ácidos gástricos se ven considerablemente reducidos, el yogur compensa esta carencia y contribuye a hacer una digestión completa.

Tiene efectos beneficiosos sobre la flora intestinal, dado que actúa como inhibidor de las bacterias responsables de la putrefacción y repone la flora microbiana optima. Es interesante en el tratamiento de enfermedades gastrointestinales como diarreas, gastritis o gastroenteritis. También actúa disminuyendo el nivel de ciertas sustancias en el colon que pudieran tener algún efecto anticancerígeno. Sus proteínas de alto valor biológico son fácilmente asimilables porque se encuentran predigeridas. Contiene calcio, fósforo y vitaminas principalmente del grupo B. Recomendable a personas que padecen intolerancia a la lactosa. Aporta pocas calorías.

Grupos de riesgo a los que se recomienda especialmente el yogur del “Dr. Llona”

Activar el sistema inmunológico
Colesterol alto (ayuda a regular su nivel)
Aumentar el “colesterol bueno” (HDL) y reducir el “malo” (LDL)
Reducir el riesgo cardiovascular
Mejorar la arteriosclerosis
Personas mayores: retrasar el envejecimiento
Periodo de crecimiento y fases de convalecencia
Épocas de estrés y esfuerzo intelectual
Protege contra el cáncer de mama
Efectos beneficiosos sobre la flora intestinal
Hay personas que lo toman en el desayuno o media mañana todo el año. Salud.